Club America × en la web de aficionados del Club America.
Club America
La red social de aficionados del
Club America

el legado del maestro roca

Antes de crear un nuevo artículo, accede al buscador y comprueba que no tenemos el artículo que intentas crear. Si no existe créalo y si ya existe puedes editarlo para añadir la información que no tenemos. ¡Gracias!

Denuncia

Por favor indica el motivo por el que quieres denunciar el artículo

Por favor, copia y pega el párrafo/s que estás denunciando para localizar el texto dentro del artículo. Gracias.

el legado del maestro roca

Enviar a un amigo

El Túnel del Tiempo Americanista

Por Héctor R. Hernández, Historiador Oficial Club América.

Queridos hermanos azulcremas, les voy a platicar una anécdota que me dejó marcado de por vida.

Cuando aquella mañana de 2002, mi querido Ara me dijo que me alistara para desayunar con él y “sus amigos”, no sabía que en ese desayuno se cumpliría uno de mis más grandes sueños en la vida. Me dijo, “vente preparado muchacho, con todo lo que tienes del América y sobre todo, listo para platicar mucho”.

Al llegar a ‘Las Espadas’, entré al restaurante y cuál fue mi sorpresa al ver que compartiría el pan y la sal ni más ni menos que con José Antonio Roca, Panchito Hernández, Jorge ‘Che’ Ventura y el ‘Profe’ Gilberto Gálvez, además de Ara y mi equipo de Fibra América.

foto-1-roca-y-su-legado

Pues mi gusto y satisfacción fue mayor cuando me tocó sentarme justo al lado de Don José. “¡Era Roca!”, me decía una y mil veces, ‘El GRAN ROCA’. La plática estuvo sensacional. Con todos, hablamos de mil y un anécdotas y experiencias que esta valiosísima gente había vivido en el mundo del futbol, en el universo de ‘nuestro América’. Nos contaron de todo. Pero lo que más me quedó marcado fue la nobleza, la educación y la categoría de DON JOSÉ. Simplemente, correr con la cuenta de todos en el desayuno, fue una pequeña muestra de su grandeza.

Todo lo que le pregunté, me contestó. ¡Todo! Del América de 1970-71, del América de 1980-81, de la Selección Nacional del Mundial de 1978. Y lo mejor fue, que lo que pudo haber sido la máxima entrevista de mi vida, quedó en la mejor experiencia que jamás viví, porque nunca publiqué absolutamente nada de lo que DON JOSÉ, y Don Panchito, así como el “Che” y el Profe Gálvez me platicaron. ¡Era tan valioso, que egoístamente, decidí guardarlo para mí!

foto-2-roca-y-su-legado

Volví a ver a DON JOSÉ un par de veces más, una en el Estadio Azteca, otra en el Azul. Y más gratificante para mí fue, que él se acordó de mí ambas veces, y me preguntó que como iba todo en mi vida. ¡Un tipazo!

El primer recuerdo que tengo de niño del América, de los maravillosos Cremas es el de un súper equipo, con un crack chileno que mandaba, hacía y deshacía lo que quería en la cancha y era un genio con la pelota, con un goleador que metía todas de todas, con un portero espectacular que volaba de lado a lado como su mismo apodo lo decía y sobre todo de un señor que se la pasaba en la banca hablando y ordenando las cosas… y hablando en la prensa, poniendo en alto el nombre del América.

foto-3-roca-y-su-legado

No había semana, que no hiciera alguna declaración a la prensa, situación que hizo que los americanistas se volvieran más americanistas (yo entre ellos) y que los antiamericanistas nos odiaran más. “Hay que estar en el negocio”; “el burro tocó la flauta”; “los enanos no crecen”; “no revivan muertos”; “frente al Guadalajara, antes de perder, hay que morirse” solo fueron algunos de sus famosos comentarios. Con tan buena suerte que al principio de su aventura americanista, cada que abría la boca, el América ganaba, fácil… pero al final del ciclo, cada que decía algo, era seguro que nos esperaba una derrota. Pero derrota al fin y al cabo, aderezada con la picardía, con la pimienta, que solo él, el GRAN ROCA sabía… y podía.

foto-4-roca-y-su-legado

Como en todo en la vida, el futbol es una pendiente, a veces se está arriba, a veces abajo. Y cuando le tocó salir después de haber sido Campeón de Liga en 70-71, Subcampeón de Liga en 71-72, Campeón de Copa en 73-74 y haber disputado el juego por el Campeón de Campeones tanto en 70-71 como 73-74, fue porque él y todos sabíamos que habría una segunda parte más adelante, que fue igual de brillante, sin título ahora, pero con un récord de puntos y un superliderato a cuesta en 79-80.

foto-5-roca-y-su-legado

Su calidad de persona, lo convirtió sin duda alguna, en el entrenador más querido por sus propios jugadores. Mexicanos y extranjeros. Los jugadores que el “Míster” debutó en el América fueron Luis Miguel Barberena (defensa), Eduardo del Mazo (extremo), Alejandro Ojeda (medio ofensivo), Narciso Ramírez (medio de contención), Alfredo Córdoba (medio de contención), Sinué Girón (extremo), Juan Manuel Herrero (medio de contención), Juan Manuel “Payo” Rangel (extremo), Gabriel Julián (extremo), Francisco Macedo (extremo), Alberto “Niño” Ordaz (extremo), Alberto Lichtle (medio ofensivo), Juan José Campos (defensa), Pedro Soto (portero), Alfredo Tena (defensa), Agustín Sánchez (medio ofensivo), Javier “Chocolate” García (medio de contención), Jesús “Palillo” Martínez (defensa), Jaime “Aguacate” Álvarez (centro delantero), Mario “Potrillo” Gutiérrez (defensa), Cristóbal Ortega (extremo), Mario Trejo (defensa), Carlos de los Cobos (medio ofensivo), Manolo Rodríguez (defensa), Juan Antonio Luna (medio ofensivo), José de Jesús Mendizábal (extremo), Rubén Abarca (medio ofensivo), Javier Aguirre (medio de contención), Carlos Garrido (defensa), Juan Carlos “El Martillo” Gutiérrez (medio de contención), Luis Rodríguez (defensa) y Fidel Jardón (defensa). foto-6-roca-y-su-legado

No sabemos si sea él más grande americanista que haya existido, pero si es uno de los más significativos; de una cosa no hay la menor duda, es el “antichiva” número uno, ese mismo es su legado.

Yo soy Americanista primero por herencia, segundo por convicción y tercero gracias a ROCA. ¡Siempre grande, Maestro!

Que siga rodando el balón… hasta la próxima.

Página creada por Zelada2016

Es probable que este artículo contenga material de la Wikipedia este material se usa de acuerdo a los términos de la licencia libre de documentación GNU